mayo 2013

te espero en la merced. de concursos y otros asuntos

Rodear es humano, sobre todo cuando no se es capaz de afrontar la resolución de un problema. Así sucede cuando no sabemos cómo disculparnos por ese error que cometimos o desconocemos la raíz del dilema que nos atormenta y al que sólo abordamos de forma tangencial. Las circunstancias cambian cuando pensando en que  conocemos su raíz,...