noviembre 2012

ya lo acabaremos mañana…

Nos comportamos constantemente como si la hiperactividad nos impidiese concluir adecuadamente un trabajo. Iniciamos obras para luego dejarlas inacabadas, cojas, tal cual un texto carente de conjunciones. Nos hemos acostumbrado a gestionar nuestras ciudades como si de inmensos patchwork se tratasen, tejidos a partir de retales mal hilvanados. Nos reiteramos constantemente hasta el hastío en ese...